El Desván colabora con...

miércoles, 18 de abril de 2018

Mi opinión nº175 "Velo de Sangre" (Trilogía El Velo nº3) de Silvia Barbeito.

¡Buenas tardes mis delicias!
Hoy os traigo mi opinión sobre una historia a la que le tenía muchísimas ganas.
Por fin he podido disfrutar de la tercera y última entrega de la trilogía "El Velo" de Silvia Barbeito.
"Velo de Sangre"
(Trilogía El Velo nº3)
Quiero agradecer a Phoebe Romántica el envío del ejemplar en digital para su lectura.
¡Muchas gracias!
Y sin más demora...
¡Vamos allá!



Autora: Silvia Barbeito
Editorial: Pàmies
Sello: Phoebe
ISBN: 9788416970643
Trilogía: El Velo nº3
Género:Paranormal/Romántico
Número de páginas: 446
Roi está próximo a liberarse de la maldición que pende sobre él, pero tendrá que enfrentarse no solo a la aparición de unas extrañas criaturas dispuestas a impedirle que consiga su objetivo, sino también a Laura, que parece empeñada en acabar con su autocontrol y su salud mental debido al enfrentamiento que sostienen desde que se conocen. Enfrascados en poder salir victoriosos en la lucha contra las fuerzas del Mal, ambos se darán cuenta de que deberán dejar de lado sus diferencias, pero también de algo más…, algo a lo que no quieren dar nombre… ¿Qué es esa atracción que los lleva a estar cada vez más cerca? La decisión final que tendrán de tomar podrá suponer la victoria del Bien sobre el Mal… ¿Cómo culminará la lucha? ¿Han arriesgado demasiado? ¿Podrá triunfar el Bien y podrá el Amor conquistar sus corazones?


Para los que no hayan leído mis opiniones sobre el primer y el segundo libro, aquí os dejo los enlaces.
-"Más allá del Velo"
-"Velo de Silencio"

Debo deciros que temía y ansiaba a partes iguales este momento, el final de la trilogía "El Velo" y el broche no ha podido ser más perfecto con la historia de Roi y Laura. No quiero añadir nada más a lo que se nos cuenta en la sinopsis, más que nada para no hacer spoilers a las personas que aún no lo hayan leído, así que me centraré en lo de siempre, en los personajes y, aquí sí quiero explayarme, la pluma de la autora, mis impresiones y lo que creo que podéis encontrar, ya no sólo en esta entrega, si no en la trilogía al completo. 

Nuestros personajes principales en esta ocasión son: Roi y Laura

Roi: un hombre con unos modales exquisitos, responsable, poco conflictivo y con más paciencia que un santo. A su vez, tiene un lado oscuro que intenta controlar, una bestia que le acompaña en su maldición desde hace más de mil vidas. Viendo cercana la ruptura de dicha maldición, su paciencia va menguando ya que son muchos siglos de sufrimiento, privaciones y frustración. Para su desesperación debe lidiar con Laura, la tercera en discordia después de Diana y Marta. Desde el primer día no consiguen congeniar, ya que considera que aparte de escéptica, es fría como un témpano de hielo y, para nada empatica. Se verá obligado a trabajar codo con codo con ella para atar los cabos sueltos que necesitan para esclarecer la situación y buscar la solución que consiga que la Luz venza sobre la Oscuridad. Es un hombre muy atractivo, con sus pantalones de cuero, sus botas moteras, su camisa blanca con puños de encaje y su inseparable levita... Con unos ojos grises como la plata fundida y un cabello negro... Madre mía... El pecado hecho hombre. 

Laura: una mujer que cuida en demasía su aspecto, es lista, muy racional... Para hacerle entender algo debes esquematizarlo todo al detalle para que no te acribille a preguntas. Es un animal de costumbres, le cuesta un mundo el tener que asumir que la magia existe y, lo que es peor, aceptarlo, pero siempre y cuando se le haga saber de una manera lógica y con argumentos consigue amoldarse. En cualquier situación ella debe de tener el control ya que forma parte de su naturaleza. Al tener que tratar con Roi, con quién nunca se ha llevado bien, debe amoldarse a la situación ya que no es muy sociable que digamos y, si le añadimos que es muy práctica y hace lo que sea para que todo encaje en sus esquemas, hace que no llegue a ser consciente de la facilidad y el don que tiene para ofender. Su vida es su trabajo, para calmarse nombra los números primos, es de por sí una auténtica paradoja. 

Tanto Laura como Roi están desconcertados ya que, independientemente de sus diferencias, sienten un deseo mutuo irrefrenable y una conexión que va más allá de toda lógica por lo férrea que es y por el hecho de que parece que ya se conociesen de antes. 

En lo que respecta a los personajes secundarios, seguimos disfrutando de Aidan el druida, Diana, Niall el hada, Marta la Meiga, Margarita y Violetta, Carlitos... Que son absolutamente indispensables para el desenlace de la historia. hay algún que otro personaje que se une al elenco anterior, pero no os digo quiénes son y que papel desempeñan ya que entonces sí que haría spoilers. 

Los personajes principales me parecen maravillosos, con peso y mucho gancho. La manera que ha tenido la autora de crear a dos personas tan dispares e iguales a la vez y no sólo me refiero a los de esta entrega, si no a los de las dos anteriores. También es algo que admiro porque da más vida a la historia y provoca mucho más interés. 

La pluma de Silvia y, me reitero a mis opiniones de los dos primeros libros, es fluida, muy elaborada, dinámica y una constante montaña rusa de emociones y giros argumentales en lo que a la trama se refiere. Las descripciones que hace la autora del entorno, los lugares, las escenas... Están muy bien trabajadas, tanto que a veces tienes la sensación de poder visualizarlo. 

Las escenas de pasión en esta entrega son más escasas que en el resto de los libros. Hay escenas que describe al detalle y otras que lo hace de pasada ya que al ser el desenlace, se centra mucho más en la trama. 

Sigo en mis trece con la cuestión de las traducciones tanto en gaélico como en gallego, es decir, siguen siendo inexistentes. Exceptuando alguna que otra pero, a mí parecer, más bien escasas. 



El libro consta de 446 páginas, divididas en 47 capítulos de extensión media y, al igual que las dos entregas anteriores, el libro está dividido en dos partes. A su vez la autora nos deleita con un contenido extra, un relato sobre uno de los personajes que consta de 14 capítulos cortos y un epílogo. 


La historia está narrada en tercera persona desde la perspectiva de Roi y Laura, algo muy interesante dado lo complejos que son ambos. Soy más de primera persona pero, en este caso, en esta trilogía lo considero muy acertado, ya que hay muchos detalles, lugares e historias que dar a conocer. 

¿Mis impresiones? 
Pues que ha sido un auténtico broche de oro para esta trilogía llena de magia y misticismo, de amistad y amor, de Luz y Oscuridad, de secretos y descubrimientos, de pérdidas y reencuentros, de tríadas, conjuros, protecciones y rituales. Una historia llena de maldiciones y sacrificios, de cambios y experiencias nuevas y desconocidas, de autocontrol, de reconocimiento, de reclamo, de instinto de protección. He disfrutado, he sentido en muchos momentos de tensión, de frustración, de alegría, de añoranza, de muchos nervios y, sobre todo de resaca literaria Me ha encantado Laura porque consigue amoldarse a todo, a pesar de lo cuadriculada que es. Desde el principio siempre me ha recordado a la doctora Brennan de la serie "Bones". Su evolución junto a Roi, la manera en la que se complementan... Manos unidas, manos que aman, que matan, te acarician, manos que consiguen mantener la Rueda en marcha y que el Ciclo siga su curso... es complicado expresar tantas emociones ya que son muchas y las palabras se quedan cortas. Solo hay una cosa que no me ha terminado de convencer y es el contenido extra, me explico, yo ya tenía idealizada la historia de ambos personajes y el relato me ha dejado un poco descolocada. Lo he leído de principio a fin pero a mí parecer no lo he considerado necesario, aún así agradezco el regalo a la autora. 

"Velo de Sangre" es el desenlace de la trilogía "El Velo", donde la Luz y la Oscuridad luchan sin descanso, donde nada es lo que parece y la magia, el misticismo y las leyendas se mezclan con la pasión, la amistad y la Hermandad en un pequeño pueblo de Galicia en el que el misterio y las supersticiones nos envuelven. Sin duda alguna os recomiendo esta trilogía si os gusta el género paranormal, mezclado con humor y mucha pasión. 


Silvia Barbeito nació en A Coruña en 1969. Aunque estudió Derecho, en la actualidad trabaja en el sector hostelero, lo que sin duda es una fuente inagotable de inspiración… y desesperación. El poco tiempo libre que le deja el negocio lo reparte entre leer, escribir, su familia y amigos, sus tres perras y un sinfín de aficiones que cambian tan a menudo como el clima. Su relato «Todo empezó con aquella maldita lavadora» fue seleccionado para formar parte de la antología Calabazas en el trastero: Peste (Ediciones Saco de huesos), y su cuento «Patas» formó parte de la Antoloxía de contos fantásticos (Libros de Peto de Asecundega). Ha colaborado también con artículos y microrrelatos en diversos blogs y webs dedicados a la literatura y al fomento de la lectura. Velo de silencio es su segunda novela, después de Más allá del velo (Phoebe, 2015).



  





¡Pues hasta aquí la entrada de hoy!
Espero que os haya gustado y si es así, por favor, comentadla y seguid al Desván...
¡Que siempre se agradece!




2 comentarios:

  1. No he leido los libros anteriores y por ahora no entran en mis planes de lectura.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Tengo otro libro de esta autora en mi lista de pendientes. Me parece bastante original, pero todavía tengo bastantes por delante. Llegaré, tarde o temprano. Buena entrada. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

UN BLOG SE ALIMENTA DE COMENTARIOS, NO TE VAYAS SIN DEJAR EL TUYO, PROMETO DEVOLVERLO EN CUANTO PUEDA. MUCHAS GRACIAS! BESOS MALLORQUINES!!